NUTRICIÓN ÓPTIMA

NUTRICIÓN ÓPTIMA
La NUTRICIÓN ÓPTIMA se basa en que el paciente obtenga la concentración adecuada de vitaminas, minerales, enzimas, oligoelementos, aminoácidos, hormonas y antioxidantes (sustancias presentes en nuestro organismo).
 
Si nuestro organismo recibe los nutrientes apropiados estaremos logrando que las células funcionen lo mejor posible. La nutrición óptima permite que todo el cuerpo y sus sistemas reciban la nutrición individualizada  que necesita y la administración de nutrientes específicos, equilibrando la bioquímica del cuerpo y no dirigiendo un solo nutriente en particular para un determinado problema. La nutrición óptima beneficia al organismo en general así este está preparado para poner en marcha su propio mecanismo de curación.
 
Es importante, para la nutrición óptima, tomar en cuenta que las personas nacen con una bioquímica determinada lo que predispone  a las personas a adquirir ciertas enfermedades, por lo que los tratamientos son específicos para cada individuo, de acuerdo a las necesidades particulares de cada paciente y la patología preexistente.
 
Cuando nuestro cuerpo está frente a un desequilibrio nutricional, comenzamos a experimentar ciertos síntomas que, a veces son atribuibles a la edad u otros factores y los pasamos por alto. Sin embargo son indicativos de los desequilibrios orgánicos que estamos sufriendo. Algunos síntomas ejemplificadores son:
 
-Dolor de cabeza
-Falta de coordinación
 
La medicina nutricional es eficaz en tratar estos síntomas y todo tipo de desequilibrios orgánicos. Se debe destacar que cada paciente va a evolucionar de forma distinta frente a la recuperación, sin embargo esto no quiere decir que algunos pacientes logren sanarse y otros no, todos alcanzan positivamente su mejoría.
 
La NUTRICIÓN ÓPTIMA actúa en desequilibrios orgánicos como:
 
-Problemas intestinales
-Colon irritable
-Colitis
-Ulceras
-Diarrea
-Estreñimiento
-Parasitosis
-Candidiasis
-Inflamación crónica
-Gastritis,
-Flatulencia
-Falta de vitalidad
-Dolor de cabeza
-Ansiedad
-Irritabilidad de sistema nervioso
-Problemas para dormir
-Artritis
-Artrosis
-Osteoporosis
-Retención de líquido 
-Trastornos a la tiroide
-Diabetes
-Obesidad
-Hipertensión
-Trastornos hormonales femeninos y masculinos
 
Además se logran excelentes resultados en baja de sistema inmunológico como: Cáncer, tumores, fibromialgia, sida. 
 
La terapia nutricional elimina los malos hábitos del paciente sin que este pase hambre. Esta terapia puede ser aplicada a individuos de cualquier edad, incluso desde el embarazo, ya que también esta medicina goza de un carácter preventivo, logrando excelentes beneficios para la calidad de vida de los niños en gestación hasta los ancianos.
 
La medicina nutricional tiene propiedades curativas y regeneradoras, aportando un tratamiento fácil de seguir con métodos de alimentación agradables a cualquier paladar. Esto no descarta que se tengan que eliminar productos pobres en nutrientes y que afecten a la absorción de minerales como el hierro, por poner un ejemplo té, café, alcohol y tabaco. Como también aumentar el consumo equilibrado de frutas, vegetales, cereales integrales entre otros. La nutrición óptima persigue, mediante una buena alimentación y la ingesta de nutrientes, dar solución terapéutica a alteraciones agudas o crónicas presentes en el organismo de las personas.