IRIDOLOGÍA

IRIDOLOGÍA
La iridología es una disciplina avocada al análisis del iris para mirar en el interior del cuerpo con el objetivo de establecer un balance de salud, analizando la integridad del cuerpo, su constitucionalidad, factores hereditarios, funcionamiento de los órganos, detectando el inicio de enfermedades mucho antes que los exámenes comúnmente utilizados. Debido a esto, hoy en día, ya no solo la iridología es utilizada por la medicina natural o alternativa, sino que muchos médicos reconocidos están optando por estudiarla, gracias  a los excelentes resultados obtenidos. No obstante esta ciencia puede, sin lugar a dudas, complementarse con el análisis o diagnóstico de otro sistema de investigación.
 
La iridología no solo es capaz de entregar hipótesis diagnósticas frente a desequilibrios patológicos y funcionales del cuerpo, sino también, frente a desórdenes espirituales o psicológicos. Existen diversos signos, marcas, manchas, líneas y decoloraciones en el iris y en otras zonas del globo ocular, que permiten al especialista establecer hipótesis diagnósticas certeras tanto para enfermedades del cuerpo como de la mente.
 
Nos dice el Dr. Alfonso:
 
El diagnóstico por el iris se basa en el reconocimiento del estado de los órganos, por las señales que éstos proyectan en el iris del ojo, con motivo de sus alteraciones anatómicas y funcionales”. Mas, esto requiere algunas explicaciones previas.
 
El iris es el diafragma contráctil, situado en la cámara anterior del ojo, delante del cristalino y perforado por un orificio circular en la especie humana que se llama la pupila. Este diafragma iridiano, que no es sino el segmento anterior de la coroides (membrana que tapiza interiormente la esclerótica), está inervado por el nervio ciliar corto del tercer par craneal o motor ocular común, y por el nervio ciliar largo del sistema nervioso simpático.
Este hecho que pone al iris en conexión con el ganglio cervical superior del gran simpático por un lado, y por otro lado con el ganglio oftálmico del parasimpático, nos explica como el iris está en comunicación nerviosa con todo el organismo y la posibilidad de que lleguen a él las impresiones de todos los órganos.
 
El iris se encuentra en comunicación con el cerebro espinal y simpático, de manera que toda alteración del equilibrio corporal puede dar lugar a su nivel a dilataciones o contracciones de los cilios o a dilataciones o contracciones del músculo iridiano. Al hacer la iridodignosis (la interpretación de estos signos iridianos) se establece la constitución y deficiencias orgánicas de un individuo complementado con la historia clínica, exploración y analítica del paciente. ”
 
Todas las personas pueden obtener una hipótesis diagnostica mediante la iridología. Desde los 5 años de edad la pigmentación del iris de los niños presenta la tonalidad definitiva lo que permite observar debilidades y fortalezas de su organismo. En los niños menores de 5 años, por el contrario, solo se pueden observar las debilidades y fortalezas heredadas, por lo que es importante, en estos casos, observar a sus padres, para descartar que todos los signos detectados sean originados por factores genéticos.
 
Los terapeutas de CASA NATURISTA, mediante esta ciencia han entregado por más de 25 años, evaluaciones globales a sus pacientes, del estado del organismo, propiciando tratamientos en base a la constitución del enfermo, tomando en cuenta su genética y tendencias a desarrollar una enfermedad, por lo que los tratamientos también tienen un carácter preventivo. Los pacientes que optan por una consulta iridiológica, tienen la ventaja de tener una hipótesis diagnóstica en base, no solo al tejido orgánico dañado, sino en base al estado general del organismo. La iridología permite conocer el origen de la enfermedad, su gravedad y las posibilidades de recuperación.