PSORIASIS

PSORIASIS
La psoriasis es un desequilibrio psicosomático caracterizado por una dermopatía crónica y recurrente desarrollada por una elevada y anormal  producción y crecimiento de las células cutáneas. Se localiza en las áreas del cuero cabelludo, uñas, codos, rodillas y región sacra. Frecuentemente esta enfermedad afecta a más de un miembro de la familia y oscila entre los 10 y 40 años de edad, aunque puede presentarse en cualquier época de la vida.
La palabra Psoriasis deriva de psora, palabra con la que se designa “sarna”. El paciente con psoriasis, como la connotación psicológica y social de aislamiento y marginación que se le da a la sarna, es una persona débil, que se esconde su abandono bajo una coraza que él mismo ha construimos para ese fin.
 
Características y síntomas
 
- Se presenta con engrosamiento y escamación
- Pequeñas protuberancias alrededor de la zona afectada
- La escamación es de color blanco grisáceo, plateado o rojizo
- Las placas pueden ser muy pequeñas 
- Otras pueden llegar a abarcar grandes superficies del cuerpo
- Adoptan formas de anillo o espiral
- Puede confundirse con caspa grave
- La psoriasis solo produce descamación
- No es frecuente que produzca picazón
- las pequeñas placas escamosas pueden desaparecer por sí solas
- Una vez que desaparecen vuelven a aparecer otras
 
Zonas afectadas por la psoriasis
Áreas más comunes donde se presenta la psoriasis:
Cuero cabelludo, los codos, las rodillas, la espalda y las nalgas.
 
Áreas menos comunes:
Las Uñas, pueden verse afectadas en su contorno y debajo de ellas, aumentan de grosor y se deforman.
Las cejas, las axilas, el ombligo y la ingle.
 
Por qué se produce la psoriasis
 
Como ya se ha dicho la descamación se produce por un crecimiento y una producción anormalmente elevada de las células cutáneas. La  medicina tradicional (alópatica) desconoce la causa de este acelerado crecimiento celular, pero se cree que los mecanismos inmunes tienen un papel importante. La Medicina natural por su parte, la atribuye a añejas emociones no resueltas, que se acumulan como células muertas, característica de esta patología. Esta es la causa también de la artritis con la que la psoriasis generalmente tiene coexistencia.
 
Causas:
 
- Puede surgir sin ninguna causa aparente
- A raíz de una quemadura solar grave
- Por una irritación de la piel
- Las infecciones streptococicas (especialmente en los niños)
- Las contusiones y los arañazos, también pueden estimular la formación de nuevas placas.
- Contusiones y arañazos estimulan la formación de nuevas placas
 - A causa de la ingesta de medicamentos antipalúdicos: el litio el litio, los betabloqueadores (como el propanolol y el metoprolol)
- El uso de ciertos ungüentos y cremas
 
- La psoriasis puede deberse a distintas emociones como:
- Miedo inconsciente o desborde corporal
- Miedo paralizante que “eriza” la piel.
- Excesivo control de la mente sobre los sentimientos
- Miedos indefinidos
- Vulnerabilidad, inhibición, miedos nocturnos
- Vergüenza, afán de purificación
 
Aislamiento
Debilidad
Culpa
 
 Cuando la psoriasis se agrava
 
Las personas que tienen una psoriasis leve, generalmente, no presentan demasiadas molestias, solo la descamación propia de esta afección. Lo que resulta molesto para los pacientes que la sufren. Sin embargo cuando la psoriasis se hace extensa y abarca grandes zonas del cuerpo se pueden llegar a experimentar molestos y grandes efectos.
 
Una psoriasis agravada puede desarrollar una artritis psoriática y la psoriasis pustulosa con complicaciones como:
 
Artritis psoriática:
- Síntomas similares a los de la artritis reumatoide
- Cubre la totalidad del cuerpo
- Produce dermatitis psoriática exfoliativa
- Se inflama toda la piel
- Parecido a una quemadura
- Con riesgos de lesiones e infección
- La piel no puede cumplir la función de barrera protectora
 
Psoriasis pustulosa:
- Granos grandes y pequeños llenos de pus (pústulas)
- Las zonas afectadas son las palmas de las manos y las plantas de los pies.
- A veces estas pústulas se extienden por todo el cuerpo
 
TRATAMIENTO NATURAL: FITOTERAPIA
 
                                                                                     
La piel puede volver a su normalidad, para ello se recomiendan tres productos naturales:
BETACOL PLUS, SEDAN PLUSS y Ungüento de Graphites.
 
BETACOL PLUSS es una formulación de la línea Botánica Herbal, especialmente diseñada para tratar todas las afecciones de la piel difíciles de sanar, aquellas afecciones de larga duración como la psoriasis.
 
Su conocida riqueza en carotenoides, lo convierten en un poderoso antioxidante, protegiendo a la piel de un envejecimiento prematuro, debido a que neutraliza la oxidación de las células.
 
La psoriasis como el vitíligo tienen su origen en el mal funcionamiento del metabolismo en la eliminación de toxinas o radicales libres. BETACOL PLUSS previene la aparición de los radicales libres, como también, provoca su destrucción. 
 
El nerviosismo y el estrés son factores agravantes o desencadenantes de esta enfermedad, por lo que se recomienda la ingesta de SEDAN PLUSS, producto de la línea Botánica Herbal, formulado para entregar  la mejor solución, formulada por expertos,  que termina con los problemas de nerviosismo, ansiedad y sus complicaciones.
 
Este producto con contenido de Agua de las Carmelitas, tiene acción sedante y le devuelve el equilibrio al sistema nervioso.
 
Ungüento Graphites, dedicado a tratar los trastornos de la piel como eccemas supurantes y psoriasis.
La sinergia de estos productos tiene la capacidad de curar las zonas cubiertas con escamas y devolverle a la piel su apariencia normal y favorecer el crecimiento del pelo cuando esta patología cubre estas zonas.