FIDEL CASTRO Y LA MORINGA

FIDEL CASTRO Y LA MORINGA

Ahora sabemos por qué Fidel Castro cuando cayó gravemente enfermo a tal punto que debió recurrir a un médico español, pudo recuperar su salud y entonar ahora cantos de alabanzas a las condiciones medicinales de una planta silvestre denominada MORINGA

Según se describe la MORINGA, es oriunda del Norte de la India; aunque no se describe como llegó a ser casi silvestre en la República Dominicana.

Fidel es consumidor consciente de ese arbusto que todos tenemos a manos y que es altamente efectivo para una gama de medicamentos esenciales para nuestra salud.

La descripción científica es que posee todos los tipos de aminoácidos, que es una sustancia ácida que constituye la base de las proteínas, incluyendo de todos los vertebrados como el hombre y el ganado.

La MORINGA OLIFEIRA, que es el nombre científico, resulta altamente eficiente en la alimentación y reconoce que su poder nutritivo obedece a que exige muy poco cuidado agrícola, crece rápidamente y ofrece una gran variedad de productos alimenticios. Alcanza de tres a cinco metros en un año, siendo, además, resistente a la sequía.

Aunque Fidel no lo dice directamente pero es obvio que él es un usuario normal de los productos derivados de este arbolito que alcanza entre tres y cinco metros

La Moringa, encontrada silvestre en el país, fue captada por un equipo de especialistas cubanos que la llevaron y la sintetizaron para producir el milagroso remedio, que no sólo salvaría la vida de  Fidel, sino que ahora se recomienda casi para enfrentar cada mal que flagela la vida de los seres humanos.

Y la razón es que es comestible y sirve para una variedad de alimentos pues se comen las vainas verde, las hojas, las flores, las semillas y las raíces.

Todas esas partes contienen un alto contenido de proteínas, vitaminas y minerales.

Ayuda a incrementar las defensas naturales del cuerpo, promover la estructura celular del cuerpo, controlar la forma natural de los niveles elevados de colesterol, reducir la aparición de arrugas, embellecer la piel, proporciona energía y aumenta la memoria. Es antioxidante e incluso anti-inflamatorio.

Lo que anuncia Fidel Castro como testimonio de su propia experiencia fue ratificado aquí por el exministro de Cultura del gobierno de Leonel Fernández.

José Rafael Lantigua reveló, en un artículo publicado recientemente en el Diario Libre, que observó en una reunión con el líder político cubano, como le servían una taza con un líquido oscuro.

Ese encuentro referido por Lantigua se prolongó por más de diez horas sin que Castro mostrara ningún signo de cansancio. Cuando indagó las causas de esa resistencia que él no creía posible para una persona de 85 años, sus amigos le dijeron que el líquido servido a Castro era una especie de “Te de Moringa”.

Parte del artículo de Silvio Herasme Peña

LISTIN DIARIO

REPUBLICA DOMINICANA