ECHINACEA Y EL RESFRIO

ECHINACEA Y EL RESFRIO

La Equinácea o Echinácea previene y acorta el resfrío común

En temporada invernal y el resfrío común afecta a miles de personas. Dentro de sus síntomas, el estornudo es talvez el más molesto de todos. Pero la mayoría de las personas no sabe que estornudar es en realidad un proceso neurológico. Polvo, cambio de temperatura o incluso una luz brillante hacen que se acumulen impulsos en el “centro de estornudos” del cerebro. Las señales se transmiten luego a las terminales nerviosas y es entonces cuando se produce el reflejo del estornudo. Es un mecanismo de protección del cuerpo. Y no, la Equinácea no detiene el estornudo, pero sí tiene otras virtudes.

La Equinácea (Echinácea púrpurea) es una flor perenne nativa del este de América del Norte que despierta al sistema inmunológico para ayudar a combatir ls infecciones. Y como ahora sabemos, su consumo diario puede ayudar a prevenir el resfrío común. Un gran estudio llevado a cabo por la Universidad de Cardiff en el Reino Unido, demostró que tomar Echinácea o Equinácea por cuatro meses disminuye significativamente la probabilidad de contagiarse de un resfrío, y también puede acortar la duración de éste en un 26%. El estudio mostró también que estos efectos preventivos siguen aumentando con el consumo regular de Echinácea, algo nuevo, puesto que muchos médicos piensan que es mejor cuando la Echinácea se toma en forma cíclica, unas semanas sí, seguidas por otras semanas en la que no se toma.

Es importante incluir en la dieta tanto la Echinácea como probióticos, que fortalecen las células asesinas naturales de nuestro propio cuerpo. Claramente, la vitamina C y el Zinc también deberían ser parte de su arsenal.